El rublo digital podría ser obligatorio para el pago de pensiones en Rusia: ¿Qué significa?

A partir del 1 de abril de 2023, los pensionados rusos se encontraron ante la posibilidad de ingresar a un nuevo capítulo financiero: la transición de sus pagos de pensiones del dinero convencional al rublo digital, una iniciativa del Banco Central.

A pesar de la disponibilidad teórica de esta opción, no todos los bancos nacionales han adoptado aún este sistema. Aquellos interesados en realizar el cambio deben primero solicitar al Fondo Social de Rusia que modifique el banco encargado del cálculo de sus pagos mensuales.

Rublo digital: el Banco Central de Rusia busca digitalizar las pensiones

Este cambio sustancial implica que, una vez que la cuenta de pensión convencional es reemplazada por una cuenta en rublos digitales, las transacciones adquieren un carácter novedoso. Pero más allá de la tecnología, la medida podría servir como refugio para proteger el valor de las pensiones ante la inflación. No obstante el Gobierno Ruso no ha proveído mayores detalles sobre una posible indexación.

El Rublo digital promete cambios para las pensiones en RusiaÍndice de precios al consumidor (IPC) en el último lustro. El rublo digital podría ser una salida a los incrementos inflacionarios de las sanciones. Fuente: Ceicdata

En lugar de moverse entre cuentas bancarias como en el dinero electrónico tradicional, todas las transacciones se efectúan mediante la transferencia de un código único desde el monedero electrónico especial del pensionista hacia otros monederos similares.

Este rublo digital, un código único que no puede ser falsificado ni perdido, introduce un nivel adicional de seguridad y rastreabilidad.

Leer más: Los 8 tokens de exchanges centralizados más populares en 2023

A pesar de las aparentes ventajas, surgen preocupaciones sobre la implementación del rublo digital. Aunque las autoridades rusas insisten en que su uso es voluntario, también aluden a un “período de transición” de tres a cinco años.

Durante dicho período los pensionistas podrán elegir entre recibir sus pagos en rublos convencionales, en efectivo o en una cuenta digital.

Esta gradualidad, combinada con la insistencia del Estado en la transición, genera dudas sobre la verdadera voluntariedad de la misma.

La jefa del regulador, Elvira Nabiullina, ha señalado que el Banco Central aboga solo por la transferencia voluntaria de las pensiones al rublo digital.

Sin embargo, el precedente de la tarjeta MIR sugiere que lo que comienza como voluntario puede convertirse en obligatorio con el tiempo.

Consecuencias del uso del rublo digital en el sistema de pensiones de Rusia

La capacidad demostrada del sistema ruso para implementar cambios sustanciales aumenta la inquietud sobre el futuro de las pensiones en rublos digitales.

El rublo digital se integra en el escenario global de las monedas digitales del banco central (CBDC). La principal preocupación radica en el control gubernamental total sobre las transacciones financieras de los ciudadanos.

Leer más: Blockchain ¿Qué es y para qué sirve?

Al tener acceso a información detallada sobre ingresos y gastos, el Estado podría ejercer un control sin precedentes sobre la vida financiera de los pensionados.

Desde el punto de vista macroeconómico, la transición al rublo digital también podría interpretarse como una estrategia a largo plazo para reducir el gasto público y equilibrar el presupuesto fiscal.

Pese a que el ratio de deuda pública como porcentaje del PIB de Rusia es menor al resto de Europa Oriental, siempre está el riesgo de que las autoridades puedan, en un futuro; retrasar la entrega de pensiones como medida de “austeridad fiscal” ante las sanciones y limitadas opciones de financiación internacional.

- Advertisement - spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí